Por DR. HIDALGO NOSOTROS 15 JUL, 2017 20:47

Después de la corrida del 14, estuvimos presenciando la emotiva despedida de las charangas de las peñas, y depués el tradicional reparto de boletos de la tómbola, que habia comprado Matilde con el dinero de todos (muchos "Reuna" y pocos premios), pero como dice Matilde por lo menos se beneficia alguien de la ausencia de premios.

Posteriormente las fotos de rigor del equipo y la cena en un próximo restaurante al coso pamplonés con los invitados de excepción, el Dr H. Ortiz y P. Bañales, que nos permitió disfrutar de una cena agradable comentando las anécdotas y chascarrillos de la feria.

La cena fue amenizada por los joteros de rigor, uno de los cuales adoptó un aspecto cianótico, al borde de la apoplegía al alcanzar los altos en una canción; Laureano nuestro experto reanimador, estuvo a punto de abalanzarse sobre él con el tubo de Guedel, presto a iniciar las maniobras de resucitación, pero el jotero se recuperó espontáneamente.


Compartir: