Enfermería de la Plaza de Toros de Pamplona
05 AGO 2023 Angel M Hidalgo Nosotros 790 Vistas

EPILOGO DE LA FERIA

Con el retraso habitual debido a la cuestión vacacional hacemos un balance final de Fin de Fiesta:
Otro año más que se va, y con este han sido 20 en los que se ha mantenido un equipo de amigos. Este año ha habido relevo en el equipo de enfermeria, habiéndonos dejado por motivos personales la más veterana de nuestras enfermeras, Matilde Prieto, y también Mariaje Abrego que se ha jubilado del hospital, a quien hemos podido convencer para que venga de refuerzo a algunos festejos. A las dos, gracias eternamente por su trabajo y por la contribución al mantenimiento del buen ambiente y a que en determinados momentos prevalezca el sentido común.
Les han sustituido Cristina Sagues y Miguel Latorre, que esperamos hayan sacado una experiencia positiva de su estancia con nosotros.
Este año no han faltado los clásicos de siempre además de la ya mencionada Cena en la Servi, tuvimos la primera y exquisita hornada de tomates del tío de Javi Ruiz, de Funes, que fueron varios días acompañamiento de almuerzos y meriendas.
Pasó a saludarnos el día 8 el maestro Espartaco, que estaba preocupado por el estado de Fernando Robleño, a quien acabábamos de operar en la Enfermeria de la Plaza.
Nos visitaron también los clásicos Rastrojo y Chichipan (el primero hábilmente calculó cuando se iban a acabar los tomates de Funes, y nos trajo unos estupendos ejemplares de tomates, para el final de Feria).
En la misma linea no faltó el tradicional encuentro-almuerzo con los pastores del encierro que nos hicieron pasar un momento superagradable.
Este año contamos con tecnología puntera, que afortunadamente no tuvimos que usar, el REBOA, que permite cohibir hemorragias masivas mediante un "taponamiento interno" de los grandes vasos.
La comida de la calle en La Raspa no defraudó, ni por su selecto menú ni por el camión de la basura.
Hubo también vermuts toreros como el del día 14 con Eduardo Iriso y Hector y Fefa, que disfrutamos en medio del intenso calor de estos días.
Y como no, acabamos el dia 14 tras el susto de la cogida de Rubén Pinar, en el Restaurante Europa con una cena estupenda amenizada por un mariachi.
Lontxo, por su parte, ante las bajas de Ernesto y del portero de la plaza, ha estado en todo momento pendiente de nuestras necesidades y bienestar.
De las meriendas ya hemos dejado nota diariamente, y solamente podemos alabar y agradecer al Bar La Escalera por su buen hacer. Cada día nos han sorprendido, pero quizás el plato más apreciado fue el de huevos fritos con patatas y jamón.
Gracias a todos, a los que habéis estado con nosotros este año, a los que estuvisteis otros años, y a todos los amigos que os habéis acordado de nosotros a las 8.00 h de cada mañana cuando empieza el encierro o cuando habia cogidas...
Quedan para siempre en nuestra memoria los compañeros y amigos que nos han dejado, sobre todo Miguel Ángel Giga, a quienes tendremos siempre en nuestro recuerdo....